Preocupaciones de presente y de futuro

Miguel Angel Martínez

4/03/2010 – 22:03

Hoy escribo mi artículo viajando en avión, de Madrid a Santiago de Chile, donde representaré al Parlamento Europeo en la ceremonia de Investidura del nuevo Presidente de aquél país, Sebastián Piñera. De ello hablaré a quienes nos leen dentro de dos semanas, en mi próxima eurocrónica.

Hacia Chile, pensando en Garzón
Durante el vuelo no he podido obviar recuerdos de mis vivencias chilenas: remontándome hasta antes de que Salvador Allende ganara las elecciones, y después, en la experiencia complicada pero llena de esperanza que fue la Unidad Popular. Me he acordado también del golpe de Pinochet, de su dictadura y de alguna misión mía, clandestina, para ayudar a la resistencia. También seguí en Santiago el plebiscito que abrió las puertas a la restauración de la democracia… Relacionado de refilón con Chile, me preocupaba ahora algo que viene sucediendo en nuestro país y que ya he comentado en otro artículo. Es el caso del juez Garzón, a quien la Magistratura viene persiguiendo de una manera que me produce indignación y vergüenza. Porque Garzón, además de su contundente y coherente acción contra el terrorismo etarra, se atrevió también a imputar a Augusto Pinochet, consiguiendo que la Justicia británica le mantuviera en arresto domiciliario durante meses. Aquello valió a Garzón un reconocimiento internacional tan importante como merecido. Su prestigio, más allá de nuestras fronteras, se ha visto de nuevo realzado cuando, recientemente, metió mano en los crímenes del franquismo. Los de la dictadura chilena produjeron un rechazo generalizado en Europa y en el mundo. Como se condenó y se condena el franquismo como parte del nazifascismo, formando terna de criminales junto a Hitler y a Mussolini.
De ahí que en Europa no se entienda la persecución a Garzón. Los magistrados que le acosan no retratan al juez, sino que se retratan a sí mismos y, peor, retratan a la Justicia española y a un país donde sorprenden actitudes tan enfrentadas a lo que es el normal funcionamiento del Estado de derecho. El rizo se ha rizado hasta límites surrealistas cuando, desde la cárcel, el imputado Correa ha iniciado una causa contra Garzón, aceptada a trámite por los mismos jueces que le persiguen en otros temas. Correa, cuyo apellido traducido al alemán es Gürtel, y da nombre a un caso de corrupción del que también se han hecho amplio eco los medios de comunicación europeos y mundiales. Yo no acierto a responder a colegas y a periodistas que me interpelan sobre este despropósito. Espero que en el mundo de la Justicia se imponga lo razonable: será la mejor respuesta a interrogantes que uno comparte.

La PAC después de 2013
Volviendo a nuestra realidad, hay dos actividades en las que he tomado parte y que, sin duda, tienen interés para mucha gente en España y en nuestra tierra. Ambas reuniones se ocupaban del futuro de las políticas agrarias de la Unión Europea después del año 2013, fecha en que vencerán las normas que han venido rigiendo en la PAC en los últimos años. La primera de estas actividades fue un Seminario organizado por el Grupo Socialista del Parlamento Europeo en Bruselas, con nuestra Ministra Elena Espinosa jugando un papel destacado en los debates. El segundo acto se produjo en nuestra provincia, en Torrenueva, habiéndonos invitado la Alcaldesa, Conce Vivar, a dar una charla sobre el mismo tema.
Me vino de maravilla poder trasladar a paisanos y paisanas, en el abarrotado salón de actos de la Universidad Popular, los planteamientos y las conclusiones a los que habíamos llegado en la Eurocámara. Para hablar del futuro y de las inquietudes que nos produce, inicié mi intervención con un recordatorio de lo que la vigente PAC ha supuesto para nuestra tierra. Al respecto había contrastado cifras con nuestro amigo Antonio Salinas, que me parece la fuente más autorizada en la materia. Los datos en los que hice hincapié fueron fundamentalmente de tipo económico, machacando el que cada año, de todos estos últimos, han llegado a la agricultura y ganadería de Castilla-La Mancha 900 millones de euros, es decir ciento cincuenta mil millones de las antiguas pesetas. “Otra cosa será que sea justo el reparto de esos cuartos que llegan de Europa”, dije, dejando para más tarde ese argumento. Lo que no puede discutirse es que más de un tercio -exactamente el 35%- de la renta agraria de la región proviene de recursos de la Unión Europea, a través de la PAC y eso en una región en la que la casi totalidad de las producciones del sector está reglada por mecanismos de tipo comunitario. Desde el mismo inicio de mi exposición reconocí que es lógico aspirar a más, pero no a base de desconocer o de desacreditar una realidad tan favorable que, cuando uno encara el futuro, casi podría considerarse un éxito el quedarnos como estamos. Si por algo se destacó mi charla fue por la sinceridad, ante un auditorio con muchos agricultores, y sabiendo yo bien que quien vive del campo suele andar siempre quejoso.
Tratamos de dejar claro lo ventajoso que es, por lo pronto, el que las condiciones vigentes aseguren el dato de que acabo de hablar hasta el año 2013. Pero hay que ir preparando el futuro, porque los tres años que faltan para esa fecha van a pasar volando. Insistí justamente en la necesidad, frente a los que se oponen a ello, de reconocer que la agricultura es una actividad estratégica, es decir prioritaria, y esencial para Europa. Y lo es por tres motivos que conviene resaltar. Porque garantiza la seguridad alimentaria de nuestros pueblos; porque asegura el empleo y la fijación de la población en el medio rural; y porque los agricultores y ganaderos se han convertido en los principales protectores de la naturaleza y del ecosistema. En ese reconocimiento de la importancia fundamental de la actividad agraria, encontraremos razones poderosas para mantener y aún aumentar los recursos ya muy cuantiosos que la Unión Europea dedica a apoyar a agricultores y ganaderos en los 27 Estados comunitarios.
En nuestra intervención y en el debate posterior presentamos alguno de los planteamientos con los que los socialistas estamos discutiendo con otras fuerzas políticas para ir perfilando lo que será la PAC después del año 2013. Insistí en la necesidad de mantener y aún de profundizar la reglamentación de los mercados para garantizar la estabilidad de los precios de las producciones y así asegurar también la renta agraria de quienes trabajan el campo. Y pusimos mucho énfasis en un nuevo concepto que trataremos de ir introduciendo en los textos y en las conciencias: al agricultor y al ganadero, no es que se le ayude o que se le subvencione; es que se tiene la obligación de remunerarle por los servicios insustituibles que presta a la sociedad. Claro que eso nos llevará a definir qué es lo que se remunera -el trabajo y el empleo- y a quién se remunera: a quien produce, a quien vive en el campo y del campo. Y no tanto a quien tiene títulos de propiedad de hectáreas y más hectáreas.
Otro tema que desarrollamos es el de la equidad que es preciso incrementar notablemente. Ahí tomaba yo el hilo de mis primeras palabras, hablando del reparto de los recursos disponibles. No es lo mismo que los ciento cincuenta mil millones al año se los repartan entre 100, o se los repartan entre ciento cincuenta mil. De ahí nuestra tesis de que hay que acabar con una situación escandalosa en Europa, por la que el 80% de los recursos va a un 20% de presuntos agricultores y ganaderos, mientras que el otro 80% de los profesionales se reparte sólo el 20% de los presupuestos disponibles. El que nadie pueda cobrar más de un cierto tope, incluso bastante elevado, para que todos toquen a más, es una de mis prioridades.
La intervención para resolver otro escándalo, el de la cadena de precios, es otra de las asignaturas pendientes de la PAC: no puede ser que se mantenga el precipicio existente entre lo que cobra el que produce y lo que paga el que consume. Claro que todo esto no será fácil, y para encontrar las mejores fórmulas y soluciones será necesario debatir mucho e implicar al sector. En Torrenueva, y después de un debate a veces bastante crudo, la gente, incluido, por supuesto, yo mismo, marchó con las ideas más claras.

En el día de la Mujer
Como me sucede casi siempre, se me quedan muchas cosas en el tintero por falta de espacio. Hoy ciertamente debería comentar con quienes nos leen por lo menos dos temas más: la Cumbre celebrada en Granada, a instancias de la Presidencia española, entre la Unión Europea y Marruecos, y alguna de las actividades que han tenido lugar con ocasión del Día Internacional de la Mujer conmemorado esta misma semana. Ojalá que lo de Marruecos encuentre encaje en mi eurocrónica de dentro de dos domingos: lo de la Mujer me parece más importante y hasta más urgente.
Ya en mi artículo de hace quince días, hablaba del Informe y de la Resolución que acababa de aprobar la Eurocámara, y en los que se defendían enérgicamente los derechos de la Mujer en todos los terrenos, y la igualdad de género como una aspiración irrenunciable. Salíamos al paso de tendencias regresivas, o al menos de progresos tan lentos que parece como si los objetivos marcados se alejaran en vez de acercarse. Manifestamos nuestra preocupación por que, aún saliendo adelante las posturas de progreso, había habido en el Parlamento fuerzas muy considerables que opusieron una feroz resistencia en temas tan importantes como el derecho a la salud reproductiva y sexual, o el que la mujer debe tener sobre su cuerpo y sobre el momento en que acepta quedarse embarazada y procrear. En este Día específicamente dedicado a fomentar estos derechos, hemos visto en las calles -sobre todo en las de nuestro país- manifestaciones que nos inquietan, no tanto por el número relativamente modesto de quienes salen con pancartas y a menudo profiriendo insultos que delatan la calaña de algunos manifestantes; lo que nos preocupa es que detrás de los que gritan están las mismas fuerzas que en el Parlamento Europeo votaron en contra de temas tan fundamentales, y hasta en el conjunto de la Resolución que se aprobó al final, pero con su más férrea resistencia. Y hablamos de fuerzas que gobiernan en varios países europeos, y que aspiran a hacerlo también en España… Viendo lo que veíamos, escuchando lo que se podía oír, y contando los votos de unos y otros en las urnas del Europarlamento, el No pasarán, hecho nuestro tantas veces, se convierte en algo que deberemos tener bien presente todos y más aún las mujeres directamente concernidas por el regreso al pasado que estos sectores de la sociedad representan y amenazan con traernos de nuevo.
Como dato positivo, está la Carta de la Mujer que la Comisión Europea acaba de producir a modo de declaración de principios y catálogo de compromisos para los meses venideros. Y, afortunadamente, a uno le llena de confianza escuchar a nuestra Ministra de Igualdad que se ha ganado en poco tiempo un enorme respeto entre sus colegas europeos y entre los míos en la Eurocámara. De ahí que fuera motivo de gran satisfacción acompañar a Bibiana Aído en la celebración que del Día de la Mujer propusieron el Parlamento y la Comisión de la Unión Europea en Madrid, patrocinando la espléndida representación que de La Casa de Bernarda Alba realizaron en el Teatro Español las gitanas del poblado chabolista sevillano de El Vacie. Escuchándolas y viéndolas evolucionar sobre el escenario parecía como si Federico García Lorca hubiera escrito su obra maestra para ellas y pensando en ellas. A decir verdad, al final de la función y entre las ovaciones del público puesto en pie, me costó mucho reprimir entre los “bravo” un grito de “¡también La Barraca sigue viva!”. Y seguimos vivos, nosotras y nosotros, para no retroceder ni un paso en el camino que llevamos recorriendo hacia la igualdad, la justicia, y la solidaridad entre hombres y mujeres.

http://www.lanzadigital.com/opinion/preocupaciones_de_presente_y_de_futuro-11150.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: