El megajuez contra los indiferentes

El megajuez contra los indiferentes
BEGOÑA Del Pueyo

Ni terroristas, ni narcos, ni genocidas, para Baltasar Garzón el mayor peligro contra el que tiene que luchar una sociedad es la indiferencia. Nunca deja de ponerlo en sus libros o citarlo en sus discursos. Ese mantra parece que ha dado coherencia a su vida y le ha llevado a meterse en charcos donde otros no han osado mojarse.
Sobre el papel, Manos Limpias, Libertad e Identidad y Falange Española de las JONS son los tontos útiles que han puesto al borde de la inhabilitación a Garzón. Pero si el juez de la Audiencia Nacional tiene que colgar la toga, será por culpa de la indiferencia de quienes, pudiendo alzar su voz, prefieren no significarse. Hoy, parece que su amenaza de jubilación no ha dejado indiferente a quienes no siempre aplaudieron su audacia, pero están dispuestos a alzarse en un movimiento imparable de solidaridad que puede impedir al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) hacer oídos sordos.
Los detractores del megajuez siempre le han reprochado la veneración de un público incondicional que le tiene por icono de la justicia universal. Con ello, desprecian la importancia que tiene para las masas ver que algo se mueve, cuando aparentemente la justicia es ciega y sorda. El escritor argentino Juan Gelman recordaba la semana pasada que Garzón fue el único juez de todo el mundo dispuesto a escuchar el relato de los crímenes cometidos por la dictadura argentina y las heridas de las víctimas de Pinochet. «Salimos de su despacho con alguna esperanza de justicia». La misma emoción que han debido experimentar, gracias al juez Garzón, quienes pensaban que no verían nunca reivindicado su sufrimiento durante más de 70 años de ominoso silencio. El mismo rayo de luz que los niños perdidos del franquismo pudieron atisbar cuando el juez les incluyó en su denuncia contra los crímenes de la dictadura. Ancianos y ancianas ya, que vivieron el mismo destino que los hijos de los desaparecidos del Cono Sur, pero sin abuelas de mayo que les reivindicaran.
Si Garzón pierde la batalla, habremos traicionado todos de nuevo a las víctimas del franquismo. Y que no se engañen los magistrados del CGPJ, que no será su independencia lo que ha triunfado, sino la peligrosísima indiferencia.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=687370&idseccio_PK=1498

Anuncios
Publicado en Manifiestos. 1 Comment »

Una respuesta to “El megajuez contra los indiferentes”

  1. CaRMEN JARDÓN Says:

    Manifiesto mi apoyo al Juez Garzón


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: