La reacción por Garzón

12 Feb 2010

por Patricia Simón.

Tres contra dos. Tres votos a favor. Dos en contra. Y madres y padres de desaparecidos, huérfanos, torturados, defensores de la vida y de la Justicia, todos ninguneados, alzaron sus brazos, gritaron, se abrazaron y lloraron en bares, casas y rincones de todo Chile. Y en muchos otros países. Cinco jueces lores británicos acaban de votar a favor de retirarle la inmunidad soberana al general Pinochet, lo que podría suponer su extradicción a España para ser juzgado si el gobierno británico lo permite.

El escritor Juan Gelman contaba ayer en el diario argentino Página 12: “Conocí al juez Garzón en 1997, cuando, con mi esposa Mara La Madrid, le elevamos una denuncia por el asesinato de mi hijo Marcelo Ariel y la desaparición de mi nuera María Claudia, padres de una niña o un niño nacido en cautiverio del cual supe la existencia por la Secretaría de Estado de El Vaticano. Era el único juez ante quien podíamos hacerlo: no había otro en el mundo dispuesto a escuchar el relato de los crímenes cometidos por la dictadura militar argentina. No había otro juez en el mundo que atendiera las heridas de las víctimas de Pinochet y no hubo otro que decidiera procesarlo”.

Último paseo de Pinochet como presidente. (c) Javier Bauluz  /PiravánÚltimo paseo de Pinochet como presidente. (c) Javier Bauluz /Piraván

El juez Baltasar Garzón había decidido emprender el que sería el proceso que, entre otras cosas, iniciaría a España en la práctica de la Justicia Universal. Algunos de los periodistas españoles que cubren el acontecimiento en Chile tienen que mentir sobre su nacionalidad. Ser español en Chile en aquellos momentos podía ocasionarles graves problemas entre los partidarios de Pinochet. Alguno de ellos lo recuerda como la única vez que han visto contentas a las víctimas.

El día de esta histórica votación era 25 de Noviembre de 1998 y cientos de miles de personas en todo el mundo reafirmaron su convicción en la justicia como única vía para combatir la impunidad. Muchos sintieron la necesidad de compartir sus impresiones, sus convicciones democráticas pero la única forma que tenían a su alcance era escribir una carta al Juez, para muchos de ellos extranjero, que había hecho este caso posible, aprovechar los medios de comunicación si algún periodista les preguntaba o, simplemente reunirse con personas con las que compartían su alegría cargada de dolor.

Y mientras, un movimiento de solidaridad internacional se gestaba a través de las imágenes de televisión, fotografías y crónicas. Pero no podían relacionarse entre ellos ni demostrar públicamente su apoyo al proceso sin intermediarios. Desde entonces han pasado sólo once años, pero las vías y herramientas para ejercer el derecho a la libertad de expresión permiten hoy alzar la voz de una forma inmediata, pública y en interacción con los otros de una manera que, inevitablemente, va a cambiar los mecanismos democráticos y el peso de la opinión pública en éstos.

El pasado miércoles por la mañana los medios de comunicación daban la noticia: la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial había acordado por unanimidad iniciar los trámites para suspender de funciones al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Era el resultado, entre otros, del intento del juez de juzgar los crímenes de la dictadura franquista, lo que desencadenó una ofensiva en su contra por parte de dos grupos de extrema derecha, Falange Española y Manos Limpias. Le acusan de prevaricación por intentar localizar y exhumar a los víctimas de la dictadura franquista.

Al mediodía de este mismo miércoles, se hacía público un Manifiesto por la Justicia de Garzón a través de una web y un grupo de Facebook donde todo aquel que quisiera pudiera unirse. En poco más de 48 horas han firmado el manifiesto  2.000  ciudadanos en el grupo de Facebook y casi 1.000 en la web. Casi 3.000 personas con sus nombres, apellidos y profesión una gran mayoría, enfermeros, secretarios, profesores, periodistas, jubilados, parados, cooperantes, conserjes, profesores, catedráticos, publicistas, escritores, estudiantes, abogados, soldados, magistrados, ciudadanos en definitiva, han contado con la posibilidad de hacerse oir públicamente. Y no sólo como un mero número. La mayoría además ha explicado el por qué, rompiendo así no sólo con las barreras impuestas hasta ahora para la expresión de la opinión pública si no con los miedos a hablar alto y claro.

Para desmentir los rumores que ha señalado algún medio de que detrás de este manifiesto está un secreto y supuesto lobby dirigido por abogados y un vocal del Consejo General del Poder Judicial amigos de Garzón, me declaro culpable de haber expresado mi opinión como ciudadana y de haber creado las herramientas y las vías para que otros ciudadanos pudieran hacerlo igualmente.

A este manifiesto hay que sumarle otras muchas otras reacciones. Un grupo de intelectuales, entre los que se encuentran José María Caballero Bonald, Manuel Rivas, Ian Gibson, Juan Goytisolo y otros, ha manifestado que se consideran “sentados en el mismo banquillo que Garzón” y que están convencidos de que asistirán“al kafkiano proceso de un tribunal que encausa, en carne, a la Justicia, sufriendo con ello nuestra democracia el peor golpe desde el 23-F”.

La periodista Maruja Torres, en su columna en El País, explica a través de un ingenioso cuento como “un dragón muy malo (…) llamado Garrzón” fue por fin enfrentado por unos héroes acompañados de “Mary Provida, Mary Demagogia y el señor Odios” que encontraron en la Justicia “implacables justicieros como ellos”. David Trueba, en el mismo periódico, apuntaba a cómo “van a matar con un tecnicismo” a Garzón y que “no se entiende nada porque todo es una ficción judicial”.

"Falange Española pide ayuda para sentar a Garzón en el  banquillo. Dada la escasez de recursos de FE JONS, solicitamos tu  colaboración" dicen en su web. "FE JONS muestra su alegría por  lo que podría ser el principio del fin de la impunidad (..) y quiere  felicitar al Sindicato Manos Limpias y a los Magistrados de la Sala de  lo Penal del Tribunal Supremo por su valentía".“Falange Española pide ayuda para sentar a Garzón en el banquillo. Dada la escasez de recursos de FE JONS, solicitamos tu colaboración” dicen en su web. “FE JONS muestra su alegría por lo que podría ser el principio del fin de la impunidad (..) y quiere felicitar al Sindicato Manos Limpias y a los Magistrados de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo por su valentía”.

La periodista Rosa María Artal también publicó un texto, suscrito por periodistas como Enrique Meneses y Fernando Berlín, en el que señalaba como “los países democráticos no pueden entender la condición de intocable del franquismo en España”refiriéndose al apoyo que ha recibido el juez por parte de prestigiosos juristas internacionales. De hecho, en el nuevo recurso presentado por el juez Garzón incluye cinco juristas internacionales como testigos para demostrar que los crímenes contra la humanidad no son amnistiables según tratados internacionales suscritos por España. Entre ellos, se encuentran Carla del Ponte, ex fiscal del Tribunal Internacional para los crímenes de guerra de la ex Yugoslavia y de la Corte Penal Internacional y Eugenio R. Zaffaroni, presidente de la Corte Suprema de Justicia de Argentina cuando ésta derogó las leyes de amnistía posteriores a la dictadura de ese país.

Amnistía Internacional ha manifestado que Garzón no puede ser acusado de  “delito de prevaricación por intentar localizar y exhumar a las víctimas de los crímenes del franquismo, justificándolo como contrario a la ley de Amnistía del año 1977″ porque “la impunidad de crímenes contra el derecho internacional no puede ser convalidada por ninguna ley de amnistía. Es el deber de las autoridades judiciales españolas investigar, sancionar y reparar todos aquellos crímenes que hayan sido cometidos en un país, aunque sea en el pasado”.

 Familiares de los cinco republicanos asesinados, según testigos,  por falangistas y que fueron enterrados en la Fosa de Turanzas (Llanes,  Asturias) observan la exhumación de los restos. (c) Javier Bauluz /  PiravánFamiliares de los cinco republicanos asesinados, según testigos, por falangistas y que fueron enterrados en la Fosa de Turanzas (Llanes, Asturias) observan la exhumación de los restos. (c) Javier Bauluz / Piraván

Jueces por la Democracia junto a la Unión Progresistas de Fiscales han expresado que este proceso supone “criminalizar la discrepanacia jurídica” puesto que la investigación de los crímenes de lesa humanidad “se ajusta completamente a la legalidad nacional e internacional”.

El ex fiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo ha definido la trayectoria de Garzón en la Cadena Ser como “el juez que más se ha enfrentado a ETA y a su entorno, el que más eficazmente ha combatido el narcotráfico y la delincuencia financiera. Desarticuló las cuentas secretas del BBVA en Jersey o el caso Pretoria, que alcanza a Alavedra y Prenafeta. Combatió la guerra sucia contra el terrorismo del GAL, el caso Gürtel de corrupción en el seno del PP, las dictaduras latinoamericanas. El factor determinante es que se atrevió a lo que nadie se había atrevido, a investigar las desapariciones forzadas, cien mil desapariciones”. Según Jiménez Villarejo “la extrema derecha española ha conseguido poner a su servicio a una parte de la magistratura” movidos por el “recelo, de envidia, de venganza”.

También políticos del PSOE y de IU han mostrado su apoyo a Garzón: el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, le definió como un “profesional decente” y mostró su esperanza de  “que le vaya lo mejor que le pueda ir en este trance”. El coordinador general del IU, Cayo Lara, dijo que IU está en  “completa solidaridad” con el juez.

Son muchos los perfiles y los ciudadanos que se han mostrado en contra de este proceso contra el Juez Garzón. Y en esta ocasión, como cada vez es más habitual, los ciudadanos no han tenido que esperar a que otros se manifiesten, se generen corrientes de opinión desde las altas esferas o desde los medios de comunicación para expresar sus opiniones y sentimientos. El nuevo ecosistema de comunicación de los ciudadanos funciona. Y su voz puede ser expresada y escuchada.

http://www.pmasdh.com/2010/02/la_reaccion_por_garzon/comment-page-1/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: